DOMINGO DE RAMOS
La Borriquita              CRÓNICAS SEMANA SANTA 2008


Jesucristo entra en Barbate
Luis Rossi
La muchedumbre comienza a amontonarse frente a las puertas de la Parroquia de San Paulino. El carrillo de las golosinas y los frutos secos chirría en los oídos de los barbateños y visitantes que, como es tradición en la localidad, se engalanan al mediodía para ver a la imagen, cariñosamente conocida como ‘La Burrita’.


La primera Cruz de Guía aparece tras los portones sin dintel de la monumental iglesia, mientras que la chiquillería acompaña a Jesús en su entrada Triunfal en Jerusalén, atabiados con vestimenta hebrea y con el particular hábito de la salida procesional, que pertenece a la Cofradía del Cristo del Amor, de túnica blanca y antifaz, botonadura y capa rojas. Las palmas vuelven portadas en las manos de cada representante de Hermandades, Cofradías, autoridades civiles y religiosas... todo para dejar paso a Jesús montado a lomos de un pollino donde “toda la muchedumbre comenzó entusiasta a alabar a Dios y decían bendito el que viene en nombre del Señor...”

Empujado el paso del Señor poco a poco hacia su paseo por el municipio, el cambio de recorrido, para poder entrar en Carrera Oficial, deja como nota negativa la espalda que Jesús muestra, vista la iglesia de frente, al girar hacia la izquierda. No en vano, todo queda en una mera anécdota cuando Agustín Varo se llena de gente que se agolpa en toda la calle peatonal para presenciar, un Domingo de Ramos más, la emblemática talla de Miguel Lainez Capote, bajo los pentagramas conileños de la Banda del Santo Entierro.


La Borriquita vuelve al templo y acusa, un año más, la inminente necesidad, en pos de la Semana Santa barbateña, de ser cargada a hombros o a costal para lucir con orgullo su recorrido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Cruces de Mayo llenan de colorido el Casco Antiguo

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey

La Fátima deja su barriada para rendirle culto en San José