El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

No se define como religioso, pero el investigador, periodista y escritor Juan José Benítez, que tiene una multitud de libros publicados, entre los que destacan la serie de "El Caballo de Troya", hace una aportación más que interesante sobre una acontecimiento que le ocurrió cuando tan sólo era un niño en Barbate.
Texto: Luis Rossi
El escritor, nacido en Pamplona en el año 1946, habla de una extraño suceso "inexplicable", que le ocurrió en el conocido como barrio del Zapal de Barbate y tiene mucho que ver con la virgen de Fátima que se hallaba en una pequeña capilla (Leer historia de la capilla) 

Su padre, era natural de Barbate, y por ello aunque vivía en Pamplona, era habitual que pasara los verano en tierras gaditanas. Un día, como niño que era, le dio la curiosidad por entrar en el Zapal, pese a que se lo había prohibido.


El Zapal era un submundo de chabolas y chozas de paja y lata en el que sobrevivían alrededor de 5.000 criaturas. No disponía de luz, ni de agua corriente. "Allí se reunía lo mejor, y lo peor, de cada casa. Pero me tentó la prohibición y caminé por el laberinto de callejuelas, mirando y tocando", comenta el periodista.

Y ocurrió lo que tenía que suceder "no supe salir del infierno". "Corrí, traté de encontrar referencias, no me atreví a preguntar...". Cada vez, aquel niño estaba más perdido, más lejos de la salida, más asustado.


"Hasta que, no sé cómo, desemboqué en una especie de pequeñísima plaza. Allí había alguien que me atrajo: era una imagen de la Virgen de Fátima, en escayola. La habían levantado sobre una muy pobre base de ladrillo, con una docena de velas encendidas, sostenidas a duras penas por otras tantas botellas de cerveza. Y allí me quedé, sentado a los pies de La Fátima".

Con el tiempo, el pequeño JJ Benítez vio aparecer una conocida y más gente que se le acercó. Estaba salvado.


El escritor de fama internacional concluye con una rotunda sentencia:"No soy religioso, pero, desde entonces, La Fátima es mi amiga…"

Aquel barrio, pese a la fama y a las condiciones infrahumanas en las que se vivía, jamás harían daño alguno a un niño perdido porque sus gentes no lo permitirían.

La Virgen de Fátima del Zapal de Barbate..


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Cruces de Mayo llenan de colorido el Casco Antiguo

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey