Domingo de Ramos 2009

La Borriquita____________CRÓNICAS SEMANA SANTA 2009

Gema López/Luis Rossi— Barbate
Doce y media de la mañana. Domingo de Ramos. El gentío se agolpa entorno a la parroquia de San Paulino. Repique de campanas. La chiquillería se impacienta. El carrillo de las chucherías anuncia que ha llegado la Pasión. Mediodía y la primera salida procesional de la Semana Grande barbateña da comienzo. Cristo Rey en su Entrada Triunfal en Jerusalén, perteneciente a la Cofradía de Penitencia del Stmo. Cristo del Amor y María Stma. de la Paz, sale a la calle tras los sones de un himno nacional de la conileña Banda Municipal de Música, que da paso a glorias y alabanzas entorno al Rey de los judíos.

Horas antes, la Bendición de Palmas, con ramas de olivo en las manos, se realizaba en el parque de la Inmaculada, para posteriormente proceder a la Eucaristía en San Paulino.

Conocida popularmente como La Borriquita, la talla de Jesús, creada en los madrileños talleres de Santa Rufina, procesiona desde el año 1978 sobre una canastilla con ruedas. Y tiene la particularidad, que la imagen sólo mira hacia un lateral. Entre el cortejo, los niños hacen gala de los hábitos de sus hermandades y cofradías portando varas y palmas anunciando la llegada de Jesús, así como la entrada de la Semana de Pasión en la localidad jandeña. Ancha, Albufera y Pío XII es un devenir continuo de personas buscando un hueco para poder vislumbrar, en el soleado domingo, la procesión de los más pequeños por excelencia.

Las autoridades civiles y eclesiásticas suben a la Tribuna, punto álgido de la carrera oficial que estrena ubicación en la avenida de la Mar, principal arteria de la localidad. Avenida que hace grandes los cortejos ocupando todo el ancho de la calle. Un recorrido de apenas dos horas que acaba en la recogida. Los alrededores del parque se inundan para cerrar, con una sonora ovación, la primera de las ocho salidas procesionales que tienen previsto realizar estación de penitencia por las calles.

San Paulino torna su portón y la gente se dispersa, despidiendo un año más a la entrañable imagen de ‘La Borriquita’ que, según responsables del cortejo, puede que sea el último año que sea llevada a ruedas. Algo que no haría sino seguir desarrollando una semana cada vez más grande.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Cruces de Mayo llenan de colorido el Casco Antiguo

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey

La Fátima deja su barriada para rendirle culto en San José