Huerto

Crónica Semana Santa 2011 | Martes Santo

Bendecidos con la Gracia y Esperanza de Cristo en los olivos, sin apartar el cáliz de vida del Martes Santo
Un rezo. Un canto. Un cáliz lleno de vida, que se va derramando al paso de la Sagrada Oración en el Huerto por las principales arterias de la localidad. Una mirada al cielo. Un vistazo fugaz y una cara de preocupación extensa. ¿Salimos? Y Cristo medió y la Gracia de María se convirtió en Esperanza. Entre isleños y barbateños va al cielo el primero. Tras la noticia, llega la sorpresa. Y es que ver a esos niños vestidos con atuendos de misa (túnicas verde oliva y unos roquetes blanco pureza), repartiendo estampas de sus titulares fue, cuanto menos, sorprendente entre los muchos fieles que se congregaban en la noche de Martes Santo en San Paulino.

Recordando a algún cofrade barbate que decía aquello de “cuando el paso está en la calle, el paso es tuyo”, el imponente misterio se adentra en el corazón de Barbate para no variar ni un ápice de su recorrido inicial, a pesar de la llovizna. Algo a lo que esta cofradía está más que acostumbrada, pero que no hay que olvidarse de la conservación del patrimonio.

Ya en la recogida, durante el encuentro, la banda municipal entonaba el Pasan los campanilleros. Y hasta otro año, sonando Hossana in excelsis para despedir a María; y Sevilla Cofradiera, para celebrar una nueva salida procesional de la venerada cofradía del Martes Santo barbateño.
 
*publicado en el Trafalgar Información el 21/04/2011

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

La historia de un caminante hacia su centenario