La consolidación de la carga de la Borriquita

Crónica Domingo de Ramos 2001

La consolidación de la carga de la Borriquita


Era un día grande. Si bien la cofradía cumplía su cincuentenario desde la fundación y el cartel anunciador se inspiraba en la imagen de Cristo Rey, el cortejo volvió a no defraudar. Los miedos del pasado año sobre el recorrido, el cansancio de los niños, si podrían o no los cargaores... todo se perdía en el pasado domingo cuando las viejas puertas del Templo de San Paulino se desperezaban.

Mañana de júbilo, alegría y emoción. Los nervios de los niños, la pasión de los mayores. Niños, esos niños que enseñan lo que los mayores no saben, mostraron su inocencia en un tradicional cortejo repleto de hebreos y nazarenos en beige y rojo. Ese color de la pasión que anuncia la llegada de Jesús a Barbate a lomos de un pollino. La forma más humilde de decir “soy el Rey”. La más sencilla.

Y como si de un pasaje bíblico se tratase, las palmas, bendecidas horas antes, y los olivos, con el característico olor que suspira en el aire, daban paso, San Paulino arriba, a otra nueva carga de la Asociación de Cargaores del Ecce-Homo y su sección infantil. Si bien el año pasado no defraudaron, este año dieron más sobriedad al paso de Cristo y lograron, con ilusión y esfuerzo, compaginar pasos esmerados, cuando había que lucirse, con pasos largos, cuando hubo que aligerarse.

En definitiva, una mezcolanza de sensaciones, en las que el humo del incienso y las palmas blancas nos pide la primera levantá y, rozando las tres de la tarde, cerrar un nuevo Domingo de Ramos, preludio de una esperada Pasión barbateña.

*publicado en Trafalgar Información el 21/04/2011

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una aproximación a dos formas de entender la carga en Barbate

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate