Medinaceli 2012


Trinitarios de  un  Miércoles Santo cautivo por la calles barbateñas 


Por Luis Rossi
Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, vulgo Medinaceli, y María Santísima de la Trinidad realizaron su estación de penitencia por las calles de Barbate, en una noche fría pero con escasez de precipitaciones. Sin embargo, debido a las previsiones, la Hermandad decidió alterar el recorrido, acortando el itinerario previsto. La Hermandad del Miércoles Santo estrenó dos bocinas en plata, donadas por el grupo joven.



Un par de portadores escoltaron el cortejo pasando a formar parte del valioso muestrario de atributos que la entidad tiene en patrimonio. Una Hermandad seria en la calle, que no quiso, ni por asomo, hacer sufrir a los titulares más de la cuenta, por riesgo de la lluvia. Como es habitual, la Peña Hermanos Costaleros de la localidad chiclanera dejó su marcado sello de seguridad y constancia en ambos pasos. Recogimiento para Cristo, solemnidad, para el palio.

El trono, con el trío de capilla, silencioso y perseguido por una gran cantidad de penitencia, puede que más que otros años, con rezos y plegarias tras el cautivo. Colores azules y blancos con el estandarte al ristre, anunciando la llega del misterio de la Santísima Trinidad. La Banda de Música deleitaba con Trinitarios en Mequinez por San Paulino, para hacer la estación por las calles del pueblo.  Cautivo, Trinidad y Barbate.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

El año que el Cautivo salió solo sin la Trinidad...