Que todo sea por el último mandamiento


Por Luis Rossi
La Semana  de Pasión barbateña algún día llegará a ser lo que los cofrades de la localidad queramos que sea. Y lo explico. No sólo de dinero vive el hombre. La grandiosidad, la pompa, el boato que se quiera lucir ya sabe que no es ni será nada en la particular imagen de la humildad.

Nosotros los cofrades que hemos elegido, por decisión propia, serlo, tenemos presente que no se trata de idolatrar a un becerro de oro. Dicen que la Semana Santa es la manifestación de fe que realiza el pueblo cristiano.



Para el resto, supone quizás un incómodo atrezzo que no saben cómo explicarlo, pero para los que pensamos que es algo más, debemos tener presente el respeto y la educación. Con independencia de si se es o no creyente, se trata de la tradición que un pueblo ha respetado y conservado y, detrás de ella, hay muchas horas de esfuerzo, de sangre, sudor y lágrimas.

Por eso, somos los cofrades los que tenemos que dar ejemplo. No debemos caer en la tentación de considerar una hermandad o una cofradía una herramienta arrojadiza contra el prójimo. Los cofrades debemos interpretar nuestras creencias desde la humildad y nunca, bajo ningún concepto, sembrando el oído y la maldad para conseguir ser mejor que nadie.

La Semana Santa barbateña es un conjunto de valores, que nadie más que los cofrades podemos ponerlos al alza. Si seguimos con las traiciones, con los vetos, con las rencillas, con la humillación, con las acusaciones personales, con la falta de carisma y el sectarismo, sólo conseguiremos ser lo que los no creyentes quieran que seamos. Lo que representamos no es más que un muñeco, como lo quieran llamar.

 Para otros será arte en la calle y para los cofrades una necesidad imperiosa de saber expresar la religiosidadsin ofender a nadie. Que cada cual se mire a su ombligo, antes de poner las impúdicas garras del odio en los ojos de un hermano. Hermanos en Cristo, hermanos en María.

 El último mandamiento es tan potente, que cualquier persona con los ideales y pensamientos que tenga, merece ser amado. La Semana de Pasión barbateña será en un futuro, lo que los cofrades quieran.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

Las Cruces de Mayo llenan de colorido el Casco Antiguo

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey