Soledad 2012

El cielo se abrió para un sepelio silencioso con la Soledad de testigo


Por Luis Rossi
Mirada al cielo. Parece que sí. La jornada se va reflejando en los nervios de los cofrades, que ya han visto cómo se esfumó de un plumazo el jueves y la madrugada se quedó sin paz y amor, otro año más. Conforme pasaban las horas el recuerdo del año anterior se acercaba y los nervios florecían.

Sin embargo, al menos unas horas, la reina del Viernes Santo pudo brillar en la noche más triste. Los hermanos de la Soledad y el Santo Entierro se apresuraban por formar un cortejo que para pisar las calles barbateñas. Recorrido corto, algo es algo. Nervios y tensión que fueron subiendo y que quizás sólo se calmaron con la recogida.



El Cristo, que no puedo estrenar sus hermosas caídas por un problema de última hora, lucía espléndido. Una talla que gana por los años, cuanto más se aprecio y que, sin embargo, no sería descabellado pensar en una posible urna que aderece el trono. 
Un paso que cuenta con la madurez que va cogiendo su propia cuadrilla y a la que, a buen seguro, le queda bastante por crecer, si les dejan. La Soledad, portada por la Peña Hermanos Costaleros, quizás acusó la falta de acompañamiento musical. 

Una decisión que, según la propia Junta  de la Hermandad, ha sido una “unánime” y que “no existe ningún tipo de conflicto” con la Banda de Barbate. Si es acertada o no la decisión, el tiempo lo dirá. Un Viernes Santo algo corto, pero con la ilusión y ganas puestas en un nuevo ciclo que espera.



Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

La historia de un caminante hacia su centenario