Cautivos mirando al cielo. Medinaceli

El peor enemigo del cofrade, la lluvia, esperemos que o haga acto de presencia esta noche por el municipio barbateño. Lo cierto es que las previsiones meteorológicas no son nada halagüeñas, con todo esperemos profundamente ver al Cautivo y a la Trinidad por las calles.

Momento especial será por el interior del parque de la Inmaculada, donde esta mañana se ha instalado una rampa para salvar los escalones de la entrada lateral del parque. Un viejo anhelo de la Hermandad, el salir de frente. Consultadas fuentes de la propia entidad, comentan que el recorrido alternativo, en caso de tener que llevarlo a cabo, pudiera ser "de la Mar, Agustín Varo, San Paulino y templo" o viceversa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una aproximación a dos formas de entender la carga en Barbate

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate