Lunes Santo 2013: Ecce Homo

Ecce Homo y Salud
Pilato se colma de Salud ante el Señor de San José
Noche de estrenos en una estación de penitencia de una Cofradía, que disfrutó e hizo disfrutar de una estación de penitencia completa y con grandes dosis de elegancia en la calle
Luis Rossi
"Todo está dispuesto para que sea un Lunes Santo memorable", y no se equivocó. El barrio obrero daba la bienvenida al resto pueblo, el cielo con poca nubosidad y el viento guardado. Ya era hora vivir una jornada tranquila, sin estar pendientes a partes meteorológicos. Así, la expectación crecía por ver el misterio cada vez más completo.


La imaginera Ana Rey, presente en la noche barbateña, pudo ver como el gentío aplaudía esa nueva estampa compuesta por su centurión romano y su Poncio Pilato, presentando al pueblo al hombre, al señor de San José, al rey de los judíos, al Ecce Homo barbateño. Con el yugo era portado por la siempre cumplidora cuadrilla de Hermanos Costaleros Nazarenos y adornado con una exhorno floral exquisito, conjuntado con el añil de las plumas de la Agrupación de Cornetas y Tambores de la Virgen de la Peña de Mijas, todo un descubrimiento. 'Dulce nombre' para encarar el paso por Tribuna y una puesta en escena digna de un cortejo bien organizado.

Una sentimental saeta de la voz de María de Mar Ramos desviaba la atención, de una madre a otra, de la Salud,vestida con detalles de elegancia y con una disposición plena de la cuadrilla ACHE. Esta cuadrilla se enfrentaba a la amenaza de estancarse y, al igual que la propia Cofradía, no lo hizo y sí avanzó con garantía suficiente para afrontar el futuro.

La Salud, de blanquecina hermosura, pasó por una repleta avenida de la Mar, enlazando en Tribuna las marchas 'Capataz Gaditano' y 'Triana de Esperanza', demostrando un exquisito gusto a la hora de la elección del acompañamiento musical. Intérpretes: la Banda de Música Virgen de la Estrella de Puerto Real. Aceptable, pero discreta. Con todo, y salvo algunos detalles, como no podía ser de otra forma, a corregir, la noche fue sin lugar a dudar una demostración de lo que es una hermandad en la calle. Enhorabuena al equipo de Manolo Suárez y al propio cofrade.

Recogida tardía, sobre las tres de la madrugada. Así se puso el colofón a una estación de Penitencia preparada, pensada y tasada, consolidando el trabajo de años atrás y renovando nuevas formas, nuevas maneras parar conseguir que lo que fue, un Lunes Santo memorable.












Fotos: Luis Rossi

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una aproximación a dos formas de entender la carga en Barbate

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate