Entrevista al Hermano Mayor de la Soledad

Antonio Marín Barrientos 
Hermano Mayor Soledad y Santo Entierro
“Apostamos por una capilla vocal para seguir buscando una identidad seria y solemne”


-¿Cuál es el balance de su primer año como hermano mayor?
Tuvimos problemas con el tiempo. La mala suerte que nos cayó agua que no estaba prevista a unos 200 o 300 metros de la salida. A pesar de todo, la recogido se una de un forma muy ordenada y como estaba estipulado en estas situaciones, es algo que debemos agradecer a los hermanos. Se nos quedó colgada la idea de entrar en San Paulino y hacer allí una estación de penitencia, pero este año la retomamos y espero que tengamos suerte.
En el resto del año se ha ido trabajando bastante. Se apostó por los arreglos de los jarrones en los talleres Angulo de Córdoba y estamos muy contentos con el resultado. En los últimos años también se cambió la cruz de la Soledad, las caídas del paso de Cristo y la incursión de los muñidores, que son esos acólitos que antes del cortejo van con una campana anunciando el sepelio.  También se ha conseguido en propiedad un manto nuevo para la virgen en terciopelo burdeos.

-¿Cómo se presenta la Semana Mayor 2014? ¿Hay cambios en la vertiente musical?
La música es otra de las novedades en los últimos años. Aunque sabemos que hay muchos que prefieren utilizar banda porque tradicionalmente se ha hecho así, nuestra apuesta era conseguir la mayor solemnidad posible. En estos dos años no se ha llegado a probar bien por el mal tiempo, pero este año hemos apostado por una capilla vocal. Se trata de un grupo que ya ha estado en Barbate, en algunos cultos del Medinaceli, y sale en San Fernando con el Cristo del Amor. Es una novedad y veremos cómo cae en el pueblo. Esperemos que podamos contar con ellos en años venideros y conseguir ese recogimiento que estamos buscando como sello de la hermandad. Y el objetivo es también una capilla musical para Cristo, pero eso en un futuro. Los cambios hay que introducirlos poco a poco.

-Esta hermandad lleva varios años renovándose y probándose ¿hacia dónde camina?
La idea principal es darle un vuelco a la hermandad y crear esa solemnidad con la ausencia de banda de música, para darle más seriedad. Lo que queremos llegar es instaurar una hermandad de silencio. Sabemos que es complicado, porque el Cristo del Amor, que es el referente, lo tiene más fácil por salir a la hora que sale, pero hay que acostumbrar a la gente. También hay que mirar el tema económico y las bandas en Viernes Santos son precios altos. En definitiva, nuestro objetivo es crear una identidad propia, pero es algo que no se consigue en cuatro años, hay que ir paso a paso.

-El cambio en los vestidores le dio otro aire a la Soledad…
Así fue. La Soledad dio un cambio con sus nuevos vestidores, Jesús y Manolo. Teníamos el problema que antes lo hacían personas más mayores y estaban acostumbradas a otro estilo, a parte que les costaba mucho trabajo por la edad.

A través del escultor Luis González Rey conocimos a los que hoy visten a la virgen y no nos arrepentimos. Por año nos sorprenden más, porque es un estilo más moderno, con nuevas ideas, que realzan la imagen de nuestra titular.


-Otra evolución fue la creación de la propia cuadrilla ¿hay novedades este año?
Hace unos años un grupo de chavales nos pidió llevar el nombre de la hermandad y sacar el paso de Cristo. Nosotros lo vimos bien porque, debido a su carácter serio, muchos no querían sacarlo. Entonces se creó la cuadrilla, pero como la Soledad empezó a ir sin banda y la cuadrilla comenzó a coger experiencia y crecer, vimos conveniente que tomaran las riendas de la titular. Así, el año pasado cargaron aunque no por mucho tiempo la Soledad, por los motivos meteorológicos.
Para el Cristo se van alternando las cuadrillas de ACHE y la Peña Costaleros, este año le tocaba a los del Ecce Homo, pero nos dimos cuenta que la primera cuadrilla de Barbate no iba a salir en su propia Semana Santa. Lo hablamos con ambos cuadrillas y llegamos al acuerdo. Al menos no se quedan sin cargar en Barbate una cuadrilla como la de los Costaleros.

-¿Qué le gustaría cambiar de su hermandad?
Estoy muy contento con nuestra Junta y el director espiritual y en la línea a seguir. Hemos trabajado mucho en este año y nos hemos estabilizado económicamente. Poco a poco vamos consiguiendo más penitencia, pero en nuestra hermandad hay mucha gente mayor que está dejando de salir y debemos regenerar a los hermanos en la calle. Nos tenemos que abrir más a los jóvenes.

-¿Cómo ve la situación de la Semana Santa barbateña actualmente?
En toda la provincia, quitando las ciudades más grandes, no hay una Semana Santa como la de Barbate. Una de las más completas que tiene procesiones desde Domingo de Ramos a Domingo de Resurrección. Las hermandades van creciendo y enriqueciendo su patrimonio. En el Ecce-Homo y Huerto se van notando muchos los cambios, igual que en el Medinaceli, Nazareno y el Amor. El Consejo también ha hecho un gran trabajo en estos años.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

La historia de un caminante hacia su centenario