Entrevista al Hermano Mayor del Ecce-Homo

Manuel Suárez Varo
Hermano Mayor Ecce-Homo y Salud

“La gente no debe limitarse a ver pasar la procesión, sino a disfrutarla con todos los sentidos

Luis Rossi/ Barbate
Con sólo 25 años tomó posesión como Hermano Mayor de la Cofradía del Ecce-Homo Manolo Suárez. Tras una legislatura trabajando como secretario, el joven cofrade se lanzó a la aventura y ha cumplido un año en una cofradía en constante cambio.

-¿Cuál es el balance de su primer año como hermano mayor?
Como Hermano Mayor la salida procesional fue una experiencia diferente, muy distinta a todo lo vivido. Aunque lo vi bien, no me alteré mucho y controlé los nervios. Al final disfruté, que es lo importante. Y el resto del año ha sido también muy bonito, vivir el 25 aniversario de la bendición de la Salud, aunque ha sido mucho trabajo con la inauguración de la plaza, el azulejo, etc.

-¿Cómo se presenta la Semana Mayor 2014?
De una manera muy ilusionante y con mucho trabajo. Hace poco cerramos el callejero de marchas y ya lo estamos preparando todo con mucho cariño para que sea un gran Lunes Santo.

-El proyecto del misterio se ha quedado estancado ¿sigue adelante la idea?
Este año no hay estreno porque hemos decidido darnos un tiempo para desahogarnos económicamente. La imagen que queda pendiente en el misterio es la de Claudia Prócula, pero vimos con la de Pilato que podía quedar demasiado cargado. Así que nos estamos pensando mejor el proyecto y renovar también el paso en sí. Aunque este año no estrenemos imagen, el trabajo de la Cofradía ha sido el mismo, incluso más, no hemos parado hasta hace unos días que tuvimos un desfile benéfico.

-De los 500 hermanos que tiene la hermandad, sólo unos 120 salen de penitencia ¿qué cree que puede ocurrir?
De esos 500 hermanos hay casi 200 que forman parte de las tres cuadrillas de cargaores, juvenil, la de la Salud y la del Ecce Homo, que se estrenará este año, por eso salen unos 120 penitentes o nazarenos a la calle. Creo que esto es algo común en el resto de hermandades de la ciudad. Una posible solución es algo que se hace en otros lugares, el reparto de túnicas, de tal forma que el hermano no se la tiene que costear y es un desembolso que no tiene que hacer. Algo a lo que todavía no nos hemos lanzado.

-Sabemos que es un obseso de la música, en este sentido ¿qué novedades o innovaciones hay con respeto a otros años?
Ha cambiado el acompañamiento musical. El año pasado apostamos por la Agrupación de Cornetas y Tambores de la Virgen de la Peña de Mijas y, aunque suenan muy bien y lo hicieron de fábula, el estilo malagueño es muy especial y no casa con el de nuestra cofradía. Soy defensor de las agrupaciones de CC y TT y por ello este año hemos firmado con Banda de Cornetas y Tambores "Santísimo Cristo de las Tres Caidas", de Dos Hermanas. Es más de la zona y va más acorde con nuestra identidad. 

Foto: Archivo Ecce-Homo

En cuanto al palio, volvemos a tener a la Virgen de la Estrella de Puerto Real. Desde la Junta de Gobierno queríamos darle un cambio y que se beneficiara la Semana Santa de Barbate en general, por eso no contamos con la Banda de Música de Barbate, una banda de la que soy miembro fundador y me siento orgulloso de pertenecer a ella. 
No obstante, apostamos porque no fuera siempre lo mismo de Domingo a Domingo sino, que sonara diferente, con otros estilos, para que se escuchen otras cosas. Pienso que a ellos también les viene bien.
En cuanto a la obsesión, es verdad. Tanto es así que al escoger las marchas para el callejero, hay algunas de las que soy lo menos democrático posible y “me niego” a cambiarlas, como así lo ponía en mis apuntes presentados en la reunión. Son cosas muy importantes y he vivido en mi misma Cofradía cómo las mismas marchas sonaban en la salida, carrera oficial y recogida. La música es muy importante y hay que darle su hueco.  

-¿Qué le gustaría cambiar de su hermandad o cofradía?
A nivel interno hay muchas cosas que tenemos que cambiar. Pero eso te lo cuento cuando lo hayamos hecho (entre risas).

¿Y de la semana Santa barbateña?
A nivel espectador cambiaría esa visión que tiene la gente de ver pasar la procesión, más que disfrutar de ella. A la hora de verlo desde fuera, la gente se limita a ver pasar la cofradía y debe cambiar el chip. Hace falta más respeto en ese sentido. No obstante, la gente cada vez de las cofradías están cada vez más integradas en la parroquia y eso es muestra del trabajo realizado.

-¿Cómo ve la situación de la Semana Santa barbateña actualmente?
La veo muy bien. Muy completa. Barbate es un pueblo cofrade, pero el problema es que hay muchas hermandades. Con esto no quiero decir que sobre ninguna, pero al hay pueblos con una población parecida a la nuestra que tiene menos y eso hace que el mundo cofrade no esté tan desperdigado. Eso sí, tenemos una imaginería envidiable y mucha gente joven que cada vez trabajan más en sus respectivas cofradías.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

La historia de un caminante hacia su centenario