Entrevista a la Hermana Mayor del Amor

Rosario Picazo
Hermana Mayor Amor y Paz

“Queremos ampliar el cortejo con más penitentes y cambiar el paso de la Burrita”



La única mujer en el pleno de hermanos mayores, Chari Picazo, tiene la dualidad de salir en dos ocasiones con dos procesiones completamente distintas. Una jubilosa como es la Burrita y otra solemne y de recogimiento con el Cristo del Amor y la Paz.

- ¿Qué balance hace del pasado año?
En líneas generales muy bien. Lo único algunos detalles que solemos comentar cuando estamos desmontando los pasos, cosas que ponemos en común y durante el año intentamos solucionarlas. El año pasado fue muy especial porque por primera vez pedimos la venia, el Ecce-Homo nos la cedió muy amablemente. Y se ha mejorado mucho el cortejo, la Burrita ha sido siempre “la niña chica” y no se la ha dado tanta importancia como en realidad la tiene. Por eso estamos intentando darle el máximo esplendor que se merece.

-Muchos coinciden en que la salida de la Burrita por la tarde fue un éxito…
La verdad es que fue un acierto el cambio de horario y se avanzó mucho con la carga. Hace unos años veíamos que la salida procesional de la Burrita estaba estancada y decidimos darle el cambio, darle más prioridad, más cariño como se suele decir. Antes muy pocos iban vestido con el hábito, ahora cada vez son más y queremos formar un cortejo de hermanos que salgan de penitentes.

-¿Los que salen en el Cristo del Amor también lo puede hacer el Domingo de Ramos?
Esa es la historia, que son los mismos hermanos y como tal tienen derecho a salir en ambas estaciones de penitencia, pero siempre se ha dicho que la Burrita es de los niños y por eso parece que la gente no sale.

-Siempre se ha dicho que la Burrita es sólo para los niños ¿cómo se cambia esta mentalidad?
En un principio pedíamos que fuera todo tipo de edades, pero es muy difícil cambiar esto, aunque es nuestra intención. También estamos haciendo un censo de niños que no estaba hecho. Los que salen cuando se hacen mayores después se definen en diferentes hermandades y nuestra intención es que se queden y la tengan como suya propia la del Amor.

-Con tanta evolución ¿qué otros cambios se plantea la cofradía?
Ampliar el cortejo es nuestro objetivo a corto plazo. Pero ya estamos pensando en un nuevo paso. El que tenemos es cedido por el Ardero de forma gratuita y, aunque va dignamente, queremos uno propio. También recuperar el antiguo busto de Miguel Láinez de Cristo Rey.


-En cuanto a la salida procesional del Cristo del Amor ¿hay novedades?
Hemos conservado la herencia de la austeridad y la solemnidad. Lo único que nuestra debilidad es la carga. No porque se lleve mal, sino porque no se le ha dedicado tiempo de ensayos. La gente se metía sin cuadrarse y sin ensayar y esto nos ha pasado factura. Este año lo hemos mejorado, eso sí, el estilo va a ser el mismo.

-¿Y hay cambios en el estilo o se mantiene el ‘zaragozano’?
En la misma línea de todos los años, la única diferencia es que se ha trabajado en ello. Antes en cinco minutos estaban listos, pero porque bajo el paso no estaban bien tallados y el de delante cargaba menos que el de detrás y cosas por el estilo. Era una cosa que la teníamos pendiente y este año hemos decidido meterle mano.

-Una de las peculiaridades de esta cofradía es el descenso de la cruz del altar mayor de San Paulino ¿cómo se vive este momento?
Es un momento muy íntimo que año tras año tiene la misma emoción. En ese momento parece que te trasladas a aquellos años y están viendo al Jesús bajando de la cruz. Este año ha ido más gente y lo hemos hecho más solemne, con mucho silencio, sólo roto por las palabras del pasaje bíblico del evangelio. Además no es una tarea fácil, porque si hay algún fallo… no lo quiero ni pensar.

-¿Cómo ve la situación de la Semana Santa barbateña actualmente?
Veo que va a mejor. La gente es cada vez más respetuosa, antes se escuchaba más murmullo, pero ahora la gente respeta mucho el silencio. Las diferentes hermandades también han trabajado mucho para conseguir esto, antes era todo más festivo, ahora es más solemne. Lo importante es ir aprendiendo de los errores y creo que esto estamos haciendo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

La historia de un caminante hacia su centenario