14 de abril de 1927. 90 años de la Leyenda del Ardero


La Semana Santa de Barbate tiene su propia historia y su carácter genuino. Este es el caso de la historia del Ardero, una leyenda que hizo que los marineros barbateños pudieran volver a faenar tras la prohibición del uso de su tradicional arte de pesca.

La imagen fue bendecida por el Padre Antonio Doña el 10 de abril de 1927, Domingo de Ramos, siendo su advocación originaria la de Nuestro Padre Jesús de la Humildad, según transmiten las crónicas.

El 14de abril, Jueves Santo, recorrería por primera vez las calles de Barbate, en lo que sería el primer desfile procesional de la hermandad que, con el mismo nombre, fue fundada en 1926, si bien en los estatutos aprobados a finales de 1927 ya aparece como hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

El sobrenombre de El Ardero le viene, según la tradición, por la protección que le dio al pueblo de Barbate durante la prohibición de la pesca de la sardina entre marzo y junio de 1927, cuyo sistema de pesca era al arda. Gracias a su intercesión, insistimos, según la tradición, el conflicto llegó a solucionarse

Extraído del libro de Patrimonio de La Janda, parte escrita por Francisco Gabriel Conde Malia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

La historia de un caminante hacia su centenario