Castillo: “Nos gustaría que la seriedad de los cortejos se traslade fuera de ellos”

Diegos Castillo Corrales
Presidente del Consejo Local de HH y CC

por Joaquín Fernández
Diego Castillo afronta en 2017 su segunda etapa al frente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Barbate

“Ilusiones renovadas”. Diego Castillo afronta en 2017 su segundo periodo como presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Barbate. Un mandato en el que intentará continuar con el mismo patrón de trabajo que ya propuso en la anterior etapa, con un equipo que atenderá, como avanza, “los mínimos detalles para adelantarnos a los inconvenientes que se puedan presentar”.

Castillo reconoce que esta Cuaresma ha contado con momentos para el recuerdo, a través de “un amplio abanico” de actos organizados tanto por la propia institución que preside como por las corporaciones. “Desde el Consejo hemos hecho hincapié en cubrir toda la Cuaresma con actividades”, señala. Valora de forma positiva este periodo iniciado el pasado Miércoles de Ceniza, con una “aceptable asistencia” de público. “Sabemos que se puede mejorar y vamos a seguir insistiendo en ello”, apostilla.

En cuanto a la participación de los vecinos en la Semana Mayor, el presidente reconoce que el número de nazarenos ha bajado, aunque las personas que participan en otras secciones del cortejo “aumenta activamente”. Explica que secciones como la carga o la música han atraído a nuevos jóvenes cofrades. Sin embargo, según explica Castillo, el descenso de nazarenos “no es un problema que nos alarme, es un patrón que se repite en casi todas las poblaciones”, aclara. No obstante, desde el propio Consejo están analizando la situación.

Los hermanos mayores de las corporaciones de la localidad han reconocido a este medio la positiva evolución que ha desarrollado la Semana Santa de Barbate en los últimos años. Castillo también está de acuerdo en este sentido, aunque matiza que siempre hay que mejorar. “Nunca nos vamos a conformar, siempre vamos a estudiar detalles”, adelanta. En este sentido, Castillo expone uno de los temas tratados por los cofrades durante la Cuaresma, el respeto de la ciudadanía hacia las procesiones. “Nos gustaría que la seriedad asumida dentro del cortejo también se traslade fuera”. A pesar de ello, el presidente matiza que no es un hecho local, sino que se da en muchos pueblos y ciudades de la región.


“Merece la pena acercarse a Barbate y ver su Semana Santa”, explica Castillo en referencia al lugar que ocupa la festividad en la provincia y en la comarca. Sus deseos para 2017, que la meteorología les ayude. “Si nos acompaña, seguro que todo saldrá bien porque le ponemos empeño y dedicación”, concluye. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una aproximación a dos formas de entender la carga en Barbate

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate