El Lunes Santo


La cofradía franciscana salía a las calles de Barbate tras el pasado año que tuvo que acortar su recorrido y ser sorprendidos por una tromba de agua. En esta ocasión, la noche fue todo lo contrario.
Bullicio que esperaba en la plaza Basilio Valencia y ya en el templo, comenzaban los actos protocolarios. 

Primera levantada a la memoria del tristemente fallecido Antonio Manuel Picazo y en su honor también uno de los crespones negros. El otro, que sostenía una gubia, para la memoria de Alfonso Berraquero, creador del Cristo del Ecce Homo y María Santísima de La Salud, fallecido el pasado año.

Cruz de Guía en la calle y sonaba la Agrupación Musical de Gracia de Archidona con la marcha ‘Cerca de ti’.  El grupo escultórico del Misterio de Cristo arrancaba los primeros pasos, a través de ACHE y enfilaba el dintel del templo josefino. Todo preparado para sonar la marcha real y, tras ella, ‘Presentado a Sevilla’ para salir del patio de entrada de San José. Cristo ya estaba en su barrio y lo hizo entreteniéndose tanto en la plaza como en Pío XXII antes de llegar a Cervantes.


De vuelta al templo, los cargadores del palio (que estrenaba la bambalina trasera) se colocaban en posición para salir hacia delante, cuando, todavía en el templo, sonaba ‘Madre Hiniesta’ (Marvizón nunca falla, es segura la apuesta) de la Banda de Música de la Salud. Una salida fuera de lo normal, engarzando la marcha anterior con ‘Rocío’ (VER VÍDEO). Para salir del patio se interpretaba la marcha real.

Para entrar en Carrera Oficial el Cristo del Ecce Homo lo hizo con ‘Oración en el Huerto’, en homenaje a la cofradía hermana que en la pasada Semana Santa tuvo problemas con las inclemencias meteorológicas.

Uno de los momentos con mayor recogimiento, se vivía por Calvo Sotelo y San Paulino, con marchas como ‘Ecce Homo’, ‘Mater mea’ o ‘La Madrugá’. Posteriormente, explosión de júbilo en la cuesta.
Ya en Agustín Varo, la mítica saetera Leonor Corrales entonó sendas saetas para el Ecce Homo y la Salud. Además, en este lugar mientras la Banda de La Salud interpretaba ‘Ave María’, se escuchó la versión cantada por dos chicas desde un balcón. Momento mágico. (VER VÍDEO)

Antes de bajar a la plaza del templo de San José, se dedicó una levantada a la propia Banda girándose el palio hacia los músicos, con la correspondiente emoción contenida y sonado ‘Nazareno de Pasión’.

Regocijo en la recogida con ‘Mi Amargura’ y ‘Pasan los campanilleros’ y la Salve a la Salud de Luis Rivero que sonaba un año más antes de entrar en el templo. Petalada, emoción, sentimientos y otro año más repartiendo salud por las calles.


Lunes Santo vivido con total pulcritud por una cofradía que no para y, lo más importante, que no le da miedo seguir creciendo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

Fernando Corrales pregonará al Cargador

Momentos Cofrades: La Trinidad por calle Real