¿Qué es SER Cofrade?



Tras los pasos de un sombra
Una puerta se abre sola
Con un viento de ansiedad
Un aprecio hacia un hermano
La caricia de una mano
Que sabe ofrecer felicidad
Las noches largas de espera
Los sueños marcando vereda
La ilusión que acaba de llegar
Una capa recién lavada
Un cordón abraza una medalla
Un cíngulo y mil historias que contar
Ser cofrade es cultura
Que nace en cada partitura
Y suenan a pasión  y gloria
Suenan a besos y  música celestial
Un año entero de trabajo
Un trabajo todo el año
Para la pasión de la fe culminar
Una vela que sopla recuerdos
De aquellas almas que se fueron
Y que sabemos que siempre están
Amigos que se van dejando
Vivencias que se van deshojando
El lamento del que no puede más


La venia que se pide
Los niños que se desviven
Ante una entrada triunfal
Una bambalina que se borda
Una suerte que acompaña
Causa de la alegría en cada despertar
Primavera en el huerto
Que poco a poco va renaciendo
Y sin pausa va floreciendo
el olivo de una oración sacramental
Un palio que por vez primera
Sueña con su gente costalera
Siendo el milagro trinitario
Un relicario  hecho hermandad
Una cruz que se lleva
Con la pasión de una vida entera
Germinando una juventud nazarena
Que sabe la leyenda que hay que respetar
La luna que se vuelve negra
Y un manto de madrugada alberga
El silencio cuando se consuma la verdad.
Blanco y negro como los recuerdo
De barrio a barrio el sepelio
Viviendo intensamente la Soledad

Ser cofrade
Es respeto
Promesas
Recuerdos
Saetas
Esfuerzo
Inocencia
Requiebros
Sueños
Versos
Historia
Momentos
Rezos
Luz
Ser cofrade es
Silencio

Ser cofrade es un año y otro año
Ser cofrade es ser hermanos
Ser cofrade es ser cristianos
Ser cofrade es dar la mano
Ser cofrades es sentir cada paso
Y no hay alegría mayor para un hermano
Poder decir sin ser callado
Soy cofrade, siento, respeto

Y vivo la Pasión de nuestro pueblo amado. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando todo acaba… solo queda Soledad

Una aproximación a dos formas de entender la carga en Barbate

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate