La centenaria historia de la Carmela de la capilla del puerto (I parte)


Desde que fue entregada a los barbateños en 1908, la imagen a pasado casualmente por varios saladeros que llevan a los más místicos a pensar en la relación sal, mar y marineros que existe en la talla.

Texto: Luis Rossi
A principios del siglo XX, cuando Barbate pertenecía a Vejer de la Frontera y dependía directamente de las riquezas generadas del mar, la veneración y el culto a las imágenes era una tradición que aún hoy perdura. Por un lado, los barbateños expresaban sus plegarias y rezos a la Virgen de la Oliva, patrona de Vejer y, asimismo, mostraban sus oraciones hacia una pequeña talla de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros.

Esa imagen que los barbateños poseían de la Virgen del Carmen era una pequeña talla que fue sustituida en 1908. En ese año, Juan Bautista Pérez, capitán de almadraba, y su señora regalaron una nueva talla de la Virgen del Carmen, bendecida el 24 de enero de 1908 y expuesta en la iglesia de San Paulino (situada en la actual avenida de José Antonio, cerca de la Casa de la Cultura).


Esta talla actualmente se halla en el Puerto de la Albufera. Pero antes de esto sus cien años, la talla ha experimentado numerosos traslados que se van a repasar cronológicamente en las siguientes líneas.

Debido a los problemas de infraestructura de la iglesia de San Paulino, se ordenó desde el ayuntamiento pedáneo el derribo del edificio y todos los enseres de la misma, incluida la imagen, estuvieron guardados en un almacén de grano y saladero de pescado, frente a Massó (en la antigua calle Serafín Romeu Abreu).

Este almacén, que se adoptó para la práctica eclesiástica, pasó a conocerse popularmente como “Iglesia del saladero”. De este modo, la talla estaría por primera vez en un saladero.



Traslado a Zahara
Posteriormente, una vez construida la iglesia de San Paulino, situada en la calle Calvo Sotelo, la talla estuvo seis meses hasta que en 1938 fue sustituida por la talla de la Virgen del Carmen, comprada con aportaciones de los barbateños, que actualmente se venera en la iglesia de San Paulino.

Al poco tiempo fue colocada en la iglesia de Zahara de los Atunes, como sustitución provisional de la talla del Carmen que poseía la pedanía que se hallaba en período de restauración. La iglesia de Zahara, antes de ser habilitada como tal, fue un saladero perteneciente al castillo ducal construido como fortaleza para las almadrabas.

Una vez restaurada la talla de Zahara, el entonces Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate, Antonio Ruiz Junquera, y José Vega Sánchez en mayo de 1984 la trasladaron nuevamente para Barbate y se colocó en la antigua lonja del puerto de la Albufera, donde se expuso en un pedestal a gran altura del suelo.

Lo que ocurrió a partir de aquí se lo contamos en el siguiente capítulo...


Comentarios

Entradas populares de este blog

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate