Albores de un Barbate rociero


En estos días van volviendo a nuestro pueblo algunas decenas de barbateños que han vivido con intensidad la romería anual de la Santísima Virgen del Rocío, Patrona de Almonte.
Una fervorosa expresión de fe de trascendencia internacional que es sin duda de las más arraigadas en Andalucía. 119 son las Hermandades filiales que peregrinan hasta Almonte cada Pentecostés además de multitud de Hermandades no filiales y asociaciones que aspiran llegar a serlo junto a otro elevado número de colectivos, peñas, familias y grupos de amigos que llegan hasta la aldea marismeña a postrase ante la milagrosa imagen de la llamada Blanca Paloma.


Desde siempre ha habido barbateños que han hecho también suya esa devoción pero tal vez en los últimos años se palpe un incremento en la participación de paisanos nuestros en esta fiesta de la fe.

En esta edición han sido un buen número de barbateños los que han peregrinado o asistido a rezar durante el vuelo de la Reina por sus marismas. Muchos de forma particular, otros junto a Hermandades como las de Sánlucar o Cádiz y otros incluso como vemos en la imagen, destacados componentes de la Junta del Ecce-Homo que han participado junto a la Hermandad jienense de Linares.

Junto a ellos rezaron en el rosario que precede el tradicional salto de la reja e incluso enarbolaron las banderas asuncionista y concepcionista que escoltaron al simpecado de la señera Hermandad de Utrera en la presentación ante la Matriz bajo la concha peregrina del Santuario.

Señales que nos indican que la devoción rociera va ganando sitio entre los cofrades y vecinos de Barbate que anhelan el cada vez menos lejano momento en que desde nuestras marismas, se alcancen peregrinando las de El Rocío porque según parece, estamos en los albores de un Barbate rociero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate