Una canastilla de destacado interés patrimonial


El paso que actualmente posee la Cofradía del Ecce-Homo de Barbate, utilizado para la imagen de Cristo y también la procesión del Resucitado, va camino de los 80 años. Un texto de Luis Rossi:




Sin duda se trata de uno de los elementos patrimoniales más antiguos de la Semana Santa de Barbate, aunque haya pasado por varios propietarios y, en un principio, fuera encargado para la Archicofradía del Ecce-Homo de la capital gaditana.

El paso, de estilo barroco fue un trabajo creado por el célebre artesano y pintor gaditano Antonio Accame Escassi, tras el encargo de la citada archicofradía. Fue fabricado íntegramente en Cádiz, en el taller del artista y fue entregado el 18 de marzo de 1940, por lo que en la próxima primavera cumplirá 78 años.

En el año 1968, la Hermandad del Medinaceli se hace con la propiedad del paso, que medía casi dos metros de ancho y casi cuatro de largo, en cuestión. El cambio más significativo, amén del color de la madera, es la colocación en el frontal del paso del escudo de la hermandad, donde se hallaban los dos huecos de los medallones que representaban el Vía Crucis. Aunque bien es cierto que estos elementos decorativos no son los mismos que poseía el paso cuando era propiedad de la entidad gaditana, ya que se colocan en la entonces nueva canastilla (que actualmente utiliza la Cofradía del Ecce-Homo de Puerto Real). 

Por tanto, lo medallones, que muchos han creído que pertenecían al paso primigenio, son una compra posterior de la propia Hermandad del Medinaceli, según fuentes consultadas podrían pertenecer anteriormente a una hermandad de San Fernando. Los citados medallones repujados en plata, se colocaron en un total de catorce huecos (faltaría por confirmar dos de ellos pero quedarían así: cuatro en las esquinas, cuatro en cada lateral y dos en la trasera). La canastilla sirve al Cautivo hasta que deciden realizar el paso actual que data de 1974, obra del sevillano Manuel Palomo.

Tras la creación de la Cofradía del Ecce-Homo, la llegada de la talla creada por Alfonso Berraquero y la posibilidad de salir en procesión, la hermandad del Miércoles Santo cede el paso y sobre él sale por vez primera el Martes Santo. El escudo del Medinaceli se retiró y se incluyó un medallón más (en concreto el que hace referencia a la presentación al pueblo de Jesús), pasando a tener en total diez imágenes del Vía Crucis de Cristo (se desconoce el paradero de las otras). Este medio ha podido conocer que hay al menos otro medallón que forma parte de este juego, pero que no está instalado en el paso de Cristo del Lunes Santo, sino que lo conserva la propia hermandad del Medinaceli.

Desde entonces hasta la fecha, ha pasado por numerosos procesos de restauración, como un esanche del paso (pasando a dos metros de ancho), le siguió la colocación de unos nuevos respiraderos, sustituyendo los anteriores, obra de José María Valencia y su posterior dorado. También se incluyeron los ángeles que adornan las caída, que si bien fueron comprados de serie, la pintura fue obra del fenecido Berraquero.
Algunas maderas han sido cambiadas por su deterioro y la mesa se sustituyó hace pocos años. Sin embargo, desde el exterior la planta sigue conservando la fisionomía de aquel paso del año 40 y constituyendo uno de los elementos patrimoniales a seguir conservando.  

La Semana Santa de Barbate, las hermandades, las iglesias… todo lo que contiene y rodea a éstas suponen un bien patrimonial que deben ser siempre recuperados, conservados y puestos en valor, siendo imprescindible conocer el origen y el camino que recorren hasta llegar a nuestros días.

Fotos: Archicofradía del Ecce Homo de Cádiz - Hermandad del Medinaceli - Archivo Rossi

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crespón negro en señal de duelo por el ex vicepresidente del Consejo

Fernando Corrales pregonará al Cargador

La Hermadad del Jueves Santo celebra sus cultos