"La bajada del Cristo se está haciendo poco a poco con más sentimiento"


Pedro Jiménez afronta su segundo año como hermano mayor de la cofradía del Cristo del Amor. En este tiempo, junto a su junta de Gobierno, ha continuado con la línea solemne que hasta ahora había presentado la corporación de San Paulino. 


Una cofradía que ha vivido momentos emotivos durante la Cuaresma, como la bajada del Cristo desde el altar de San Paulino. Un acto que “poco a poco se está haciendo con más sentimiento”, recalca el hermano mayor, apuntando a la expectación que crea cada año este tradicional momento cofrade.

Entre los recuerdos de 2017, Pedro Jiménez destaca la llegada a San José durante la Madrugá, cargado de emoción, sobre todo, con la saeta que le dedicó Arturo Guzmán en la puerta de la parroquia. No obstante, en 2018, la hermandad presenta varias novedades en el año del cuarenta aniversario de la bendición de María Santísima de la Paz. 

Entre ellas, la nueva saya para la titular, elaborada en el taller de costura puesto en marcha por la cofradía. Además, han restaurado cuatro faroles y han perfeccionado la ropa del cuerpo de acólitos.

El hermano mayor menciona a los jóvenes en su hermandad como parte importante, ya que la cofradía “nunca ha tenido tanta juventud como ahora”. Reconoce que su intención es que “disfruten de la Semana Santa y que tengan una buena formación religiosa”.

En 2018, además, los titulares de la corporación presiden el cartel anunciador de la Semana Santa barbateña, por lo que resulta “toda una satisfacción”, que se suma, además, a su promoción en Fitur.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

Las Cruces de Mayo llenan de colorido el Casco Antiguo

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey