"Nuestra estación de penitencia se va afianzando poco a poco"

Antonio Marín, hermano mayor del Santo Entierro, nos cuenta sus impresiones ante el presente Viernes Santo:

Un bonito recuerdo para esperar con ganas un nuevo Viernes Santo. “Del 2017 me quedo con la estación de penitencia de mi hermandad en San Paulino, que poco a poco se va afianzando y que va formando parte ya de una tradición”, reconoce Antonio Marín, hermano mayor de la hermandad del Santo Entierro.


 
Como todos los años, la corporación de San José trabaja durante los doce meses para procesionar por las calles de la localidad. Entre las novedades en este 2018, la hermandad estrenará cuatro portavelas en madera de olivo y cuatro tulipas de cristal vitrificada para el paso del Cristo, donado por hermanos. Además, el paso de misterio portará cuatro hachones donados por una hermana.

“Todo lo que sea juventud, suma”. Marín explica que su hermandad cuenta actualmente con un nutrido grupo de jóvenes que reciben constantemente formación para su preparación. “Contar con gente joven es primordial porque son el futuro de la hermandad”.

El hermano mayor considera que la elección este año del cartel con antelación ha sido una buena idea. “Ya veremos los resultados, pero promocionar nuestra Semana Santa en Fitur ha sido todo un acierto por parte del Consejo”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crespón negro en señal de duelo por el ex vicepresidente del Consejo

Fernando Corrales pregonará al Cargador

La Hermadad del Jueves Santo celebra sus cultos