Un desfibrilador en cada salida procesional

Dos miembros de Protección Civil portarán el aparato, en un iniciativa iniciada el pasado año por el Servicio Municipal de Enfermería


La Semana Santa de Barbate estará cardioprotegida gracias al Servicio Municipal de Enfermería y Protección Civil. Así, todas las procesiones que salgan a las calles barbateñas en estos días llevarán un aparato desfibrilador para la seguridad tanto de las personas del cortejo como de los vecinos que estén en las calles. Este desfibrilador será portado en cada una de las procesiones desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección por dos miembros de Protección Civil debidamente formados para su uso.     Además, otros cuatro voluntarios de Protección Civil estarán presentes en cada salida procesional para dar apoyo a los agentes de la Policía Local que velen por la seguridad ciudadana durante la Semana Santa.

    La iniciativa por mantener una Semana Santa cardioprotegida se inició el pasado año por parte del Servicio Municipal de Enfermería, de forma que se colocó un desfibrilador en el paso principal de cada procesión. Para garantizar su correcto uso, se realizó una formación específica para cargadores, capataces y miembros del Consejo Local de Hermandades y Cofradías sobre como usar el aparato en caso de urgencia. Este año, el personal formado se amplía a varios agentes de la Policía Local y dos miembros de Protección Civil.

    “Somos conscientes del enorme esfuerzo que realizan las hermandades y cofradías de Barbate para que nuestra Semana Santa sea un gran evento cultural y popular, por lo que parte de nuestro apoyo está en garantizar la seguridad ciudadana y la salud de los participantes, a lo que contribuye la colocación de este desfibrilador en cada procesión”, ha explicado el alcalde de Barbate, Miguel Molina.

    La gran afluencia de público en torno a las salidas procesionales a lo largo de todo su recorrido, sumado al elevado riesgo cardiovascular para los cargadores que portan las diferentes imágenes por el gran esfuerzo físico, psíquico y emocional, hacen de esta tradición una situación muy propensa para que aflore cualquier patología cardiaca, de manera súbita.

    Esta actuación en caso de urgencia tiene por objetivo principal actuar en un tiempo no superior a los 3 minutos, activando a los servicios de emergencias, y manteniendo la vida de la persona en situación de parada cardíaca o en estado de inconsciencia, hasta la llegada de los Servicios de Emergencias Sanitarias del 061 y siempre en coordinación con los cuerpos de Seguridad Ciudadana presentes en el lugar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El curioso relato de JJ Benítez sobre la Virgen de Fátima de Barbate

Las Cruces de Mayo llenan de colorido el Casco Antiguo

Detalle por el pequeño Gabriel en la procesión de Cristo Rey